lunes, 8 de febrero de 2010

LA TRANSPOSICIÓN DIDÁCTICA EN LA EDUCACIÓN ABIERTA Y A DISTANCIA


Cuando analizamos la transposición didáctica en los programas de licenciaturas y los procesos que se llevan a cabo en ellos, muchas veces concluimos, que en el campo universitario se mantiene un verdadero abismo entre los múltiples actores que lo conforman, por un lado están los tutores cuya área disciplinar es en el campo de la pedagogía, que se preocupan por buscar estrategias metodológicas para que haya una mejor comprensión y asimilación del conocimiento, independientemente de la modalidad que se utilice, es decir, sin importar si es presencial o a distancia; y por otro lado, están los tutores que su área disciplinar es cualquier otra ciencia distinta a la pedagogía y tienen poca formación pedagógica, a los que muchas veces sólo les importa dictar un modulo basados en un plan tutorial, que no se sabe a ciencia cierta la pertinencia de los contenidos del mismo, sin tener en cuenta el proceso de los estudiantes que aprenden o autoaprenden en el caso de la modalidad a distancia.


Un ejemplo claro de lo anterior es la conceptualización que se tiene de lo que es transposición didáctica, los tutores pedagogos la definen como “la habilidad que tiene el docente para llevar el saber científico o saber sabio a la altura del conocimiento del estudiante, se decir, hacer posible el saber sabio al saber mucho, aplicando estrategias que le permitan para que aquel que no maneja la ciencia por lo menos la entienda en los términos muchos más elementales; la transposición didáctica es el proceso de tomar los conceptos elevados del saber sabio y llevarlos a la altura de quienes no tienen ese conocimiento y que puedan comprenderlo y aplicarlo”.


Mientras que los tutores con poca formación pedagógica suelen confundir el proceso de transposición didáctica con transferencia de conocimientos, un error muy frecuente en este tipo de tutores, teniendo en cuenta la vaga conceptualización que tienen de términos pedagógicos, es afirmar que “la transposición didáctica es válida sólo en los esquemas presenciales donde se maneja el proceso de enseñanza – aprendizaje, en la modalidad abierta y a distancia no se hace transposición didáctica, puesto que, se maneja un autoaprendizaje guiado en donde al estudiante se le orienta y se le guía, pero no se enseña ”.


Hay que aclarar que la transposición didáctica no es una transmisión de conocimientos, la transposición didáctica es el mecanismo mediante el cual el maestro o tutor en el caso de la EAD, “toma” el conocimiento y lo transforma para presentárselo a sus alumnos, e independientemente de la modalidad educativa hay que hacer y se hace transposición didáctica. Los tutores que orientan el proceso de aprendizaje de estudiantes que autoaprenden, son los que más necesitan de transposición, ya que ésta, conlleva a que los estudiantes tomen las teorías de tal manera que puedan interiorizarlas y aplicarlas con eficiencia y eficacia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada